Una visita virtual está compuesta por vistas panorámicas que recorren los 360 grados y que enlazadas unas con otras permiten realizar un recorrido virtual por el lugar.

Para navegar existen varias opciones, dependiendo de las particularidades de cada producto:

Dentro de cada panorama puede haber íconos que nos permitan ampliar detalles de objetos, fotografías, documentos y al pasar sobre ellos con el cursor aparece su pie de exponente; pueden mostrar también videos, u objetos adicionales que no se encuentren en exhibición.

De esta forma se puede profundizar en todos los aspectos que aporten conocimientos valiosos, incluso más allá de lo que en una visita real al lugar se nos podría mostrar.

Comentarios


Deja un comentario