Las palabras terminadas en -mente son adverbios. Estas palabras compuestas se forman  al  añadir la terminación (-mente)  a adjetivos.

Si el adjetivo es de una sola terminación, se mantiene:


Ejemplos:

gentil+mente     gentilmente

sagaz+mente    sagazmente

ágil+mente       ágilmente

cortés+mente  cortésmente


Si tiene dos terminaciones se  antepone a la terminación, la variante femenina del adjetivo.

Ejemplo:

sencillo + mente  sencillamente


Por lo general los adverbios indican el modo como se realiza la acción.

 

Ejemplo: Salí rápidamente de la reunión.

 

¿Cuándo se acentúan?

 

Los adverbios terminados en -mente constituyen una excepción de la regla general de acentuación, ya que, en realidad, tienen dos acentos fónicos y acento prosódico;

  • uno en el adjetivo
  • otro en el elemento -mente.

Por ello, el adverbio conserva la tilde en el lugar en el que la llevaba el adjetivo.

Ejemplos:

cortésmente, cilmente, midamente, plácidamente, decorosamente, fielmente, soberanamente.

 

De esta forma una regla que podemos utilizar para poner tilde a los adverbios terminados en mente puede ser la siguiente:

 

1- Eliminar mentalmente la terminación mente de la palabra.

2- Evaluar la palabra resultante según las reglas generales de acentuación (agudas, llanas, esdrújulas, sobresdrújula) o analizar si existe hiato; de vocal débil (cerrada) con fuerte (abierta).

3- Poner la tilde según el paso 2.

 

Anterior