Tamaño letra:

feria bien recortada
La 26 Feria Internacional del Libro será espacio propicio para revisitar la obra del líder de la Revolución Cubana, desplegada en la colección homenaje por su 90 cumpleaños

La 26 Feria Internacional del Libro de La Habana reserva para los próximos meses no pocas oportunidades para en­trar en contacto con el mun­do literario. Junto a las entregas de Premios Nacionales (de Literatura, Ciencias Sociales, Edición y Diseño del Libro) e Internacionales (Pensar a Contracorriente y Julio Cortázar de Cuento), los habituales coloquios que engrosan el programa académico de la Feria (Encuentro de Historiadores, el de jóvenes escritores de América Latina y el Caribe, el Coloquio dedicado a José Martí y Una merienda de Locos, destinado a la literatura para niños, entre otros) se destinarán espacios a conmemorar importantes efemérides.

Fechas como los 55 años de la Campaña de Alfabetización, que convirtió a los cubanos en lectores poten­ciales, y el aniversario 40  del Ministerio de Cultura —ambas estrechamente vinculadas con Armando Hart Dávalos, intelectual al que honra el evento, quien tuvo decisivas incidencias en ambos aconteceres— serán oportunamente abordadas. Tam­bién tendrá singular resonancia en la Feria el pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro, uno de los más descollantes políticos contemporáneos. La colección dedicada al aniversario 90 de su cumpleaños será oportuna para la remembranza de sus luces.

Patrick Parisot, embaja­dor de Canadá en Cuba,  agradeció en conferencia de prensa que se le dedicara la Feria a su país y aseguró que el momento no pudo haber sido mejor para celebrar el aniversario 150 de la Confederación canadiense, por lo que lo empezarán a festejar desde ahora, compartiendo las culturas canadienses durante todo este año en todas partes del mundo. Además recordó la larga relación bilateral ininterrumpida con Cuba por más de 70 años.  

También expresó su orgullo por los escritores canadienses así como el beneplácito de poder mostrar este talento en la Feria y agradeció la publicación de esos autores por editoriales cubanas para que el  pueblo los pueda conocer.

Finalmente agregó que más de 30 autores canadienses y representantes de más de 15 casas editoriales de su país harán presencia en el evento, en el que también se mostrará cine, música y artes escénicas durante los diez días de festejo.

Las palabras de Armando Hart, tituladas Ser martiano y fidelista ha sido el único modo de ser feliz fueron expresadas por Eloísa Carreras, quien dio a conocer el profundo impacto que provocara la noticia del homenaje en el notable revolucionario, así como su agradecimiento y modestia al considerar que él mismo no es un escritor sino un hablador que ha hablado mucho. Manifestó su empeño por continuar trabajando «porque no me voy a cansar».

Destacó su eterna admiración y respeto por el líder de la Revolución Cubana,  a quien le debe el curso posterior de su vida política: «Si mis papeles valen para algo es porque mi vida ha estado dividida en dos etapas fundamentales: antes de conocer a Fidel y después de conocerlo».

En un aparte destacó el orgullo de haberlo conocido, seguido y acompañado y apuntó que «en Fidel encontramos el liderazgo ético que estábamos buscando en un país que se debatía entre el desconcierto y la frustración total».

Juan Rodríguez Cabrera, presidente del Instituto Cubano del Libro y director de la Feria remarcó el honor de dedicar la Feria a Hart, «destacadísimo intelectual, de obra vastísima y humildad a toda prueba» y  adelantó que el libro más leído en el 2016 resultó ser Raúl Castro, un hombre en Revolución, de Nicolai Leonov,  con sello de la editorial Capitán San Luis.

Tomado de Granma