Triunfo de la Revolución

Con el triunfo de la Revolución, en enero de 1959, se inician profundas y radicales transformaciones en el plano político-ideológico, económico, social y cultural en el país. La extensión de la cultura a todo el pueblo se convierte en una de las primeras tareas de la recién triunfada Revolución, que se planteó como uno de sus retos "librar una guerra de todo el pueblo contra la incultura."

Se inicia así un número importante de programas con el objetivo de propiciar el acceso de la población a la cultura artística, dentro de ellos:

El programa de Educación Musical por la radio "Llegó la hora de cantar, de jugar y de ir al concierto con los profesores invisibles", que se mantuvo en el aire durante 28 años, a través del cual generaciones de niñas, niños, adolescentes y población en general pudo conocer lo mejor de la música cubana y universal.

Para dar respuesta al trabajo artístico cultural masivo en la sociedad se inicia, en abril de 1961, la formación de Instructores de Arte en las especialidades de Música, Teatro, Danza y Artes Plásticas. A partir de la labor de esos profesionales de la cultura en comunidades, escuelas y centros de trabajo, millones de cubanos se integraron al movimiento de aficionados al arte.

Desde principios de la década del sesenta se dieron los primeros pasos para el perfeccionamiento de la educación artística en la escuela, y para dar respuesta a la pasividad de la enseñanza. Surge así en 1975, la Educación Musical y Danzaria y las Artes Plásticas en el plan de estudio de la Educación Primaria de la siguiente forma:

Educación Musical y Danzaria Preescolar (sexto año de vida)
1ro a 4to grado, con la utilización de la radio
Educación Plástica 1ro a 6to grado

A inicios de la década del ochenta se plantea la extensión de la educación artística a los diferentes niveles de enseñanza del Ministerio de Educación para lo cual se toman una serie de medidas tales como:

En el año 1981 se establece y pone en práctica el convenio de trabajo entre el Ministerio de Educación y el Ministerio de Cultura reconociendo ambos organismos que: "La educación artística y la formación estética como parte de los planes y programas de estudio y de la actividad regular del sistema docente, será la respuesta más profunda y científicamente elaborada para responder al reto de la masividad y calidad artística que reclama el socialismo."

Comentarios


Deja un comentario