Aclaración de términos


Tributo: Prestación monetaria que el Estado exige por mandato de ley, a quienes les atribuye el deber de contribuir, con el objetivo de obtener recursos para el financiamiento del gasto público o social.

Impuesto: Tributo exigido, sin contraprestación específica, con el fin de satisfacer necesidades sociales.

Tasa: Tributo por el cual el obligado a su pago, recibe un servicio o actividad por parte del Estado.

Contribución: Tributo para un destino específico y determinado, que beneficia directa o indirectamente al obligado a su pago, derivado de la realización de obras o servicios públicos.

En la Ley tributaria se establece la Contribución a la Seguridad Social, que deberá ser pagada por las entidades que emplean trabajadores y por los trabajadores beneficiarios de la Seguridad Social, según se establezca. Se complementa con la Ley No. 105 de 27 de diciembre de 2008 "De Seguridad Social", que establece el principio de brindar protección mediante regímenes especiales a las personas que realizan actividades productivas o de servicios que por su naturaleza, requieren adecuar los beneficios de la Seguridad Social a sus condiciones.

Hecho Imponible: Es el hecho económico cuya realización origina una obligación de pago.

Base Imponible: Importe del acto o hecho gravado, o magnitudes gravadas por el tributo, sobre la cual se aplica el tipo impositivo.

Tipo Impositivo: Es la cantidad que se le aplica a la base imponible para determinar el importe del tributo.

Contribuyente: Es la persona natural o jurídica (entidades) a la que la Ley le impone la obligación de tributar.

Administración Tributaria: Es la entidad o institución pública encargada de la recaudación, control, fiscalización y cobranza de los tributos. En el caso de nuestro país es la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), adscrita al Ministerio de Finanzas y Precios, con oficinas municipales y provinciales en todo el país.

Registro de Contribuyentes: libros, cuadernos o soportes automatizados que obran en la Administración tributaria, en el cual se inscriben todas las personas obligadas al pago de tributos. Esta inscripción se realiza en las oficinas municipales de administración tributaria donde radica el domicilio del contribuyente.

Año Fiscal: Comprende un periodo de 12 meses. En nuestro país, por lo general, coincide con el año natural.

Declaración Jurada: Es el documento mediante el cual se realiza la determinación del impuesto a pagar por el contribuyente. En el caso de los trabajadores por cuenta propia, la deben presentar para la determinación del impuesto sobre ingresos personales, al finalizar el año fiscal, con excepción de aquellos que ejercerán actividades comprendidas en el régimen simplificado.

Impuesto sobre Ingresos Personales: Es el que grava los ingresos a las personas naturales, e incluye los ingresos que se obtengan por el ejercicio de actividades por cuenta propia.

Impuesto sobre las Ventas: Se aplica a las ventas de bienes destinados al uso y consumo que sean objeto de compraventa, importados o producidos, total o parcialmente en Cuba.

Impuesto sobre los Servicios Públicos: Se aplica a la prestación de los servicios públicos (telefónicos, cablegráficos y radiotelegráficos, de electricidad, agua, transporte, gastronómicos, de alojamiento y recreación, entre otros).

Impuesto por la Utilización de la Fuerza de Trabajo: Es el impuesto que pagan aquellas personas naturales o jurídicas que empleen o utilicen fuerza de trabajo. Su base imponible la constituyen los salarios, sueldos, gratificaciones y remuneraciones que se paguen al personal que contraten o utilicen.

Impuesto sobre Documentos: Se paga mediante la fijación de sellos del timbre, y están sujetas todas las personas naturales o jurídicas que soliciten u obtengan trámites de registros públicos y entidades administrativas o procesos ante instancias judiciales, entre otros.

Comentarios


Deja un comentario