José Ramón Fernández Premio Nacional de Pedagogía 2017

El Premio Nacional Pedagogía 2017, conferido por la Asociación de Pedagogos de Cuba (APC), fue otorgado este lunes a José Ramón Fernández, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Asela de los Santos Tamayo, Heroína del Trabajo.

La ceremonia tuvo lugar en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, y los lauros fueron entregados por Gilberto García Batista, presidente de esa organización social.
Lesbia Cánovas, Presidenta de Honor de la APC, destacó que la mayor parte de la larga y fecunda vida de Fernández ha sido dedicada a educar, así  también  recordó que  Fernández fue ministro de Educación en un momento crucial en que se llevaban a cabo procesos para transformar y perfeccionar la enseñanza en Cuba.
Subrayó que su accionar fue determinante en la consolidación de la educación internacionalista de la Revolución, la formación de obreros y técnicos de nivel medio, la introducción del marxismo-leninismo y la enseñanza de la historia.
Xiomara Santos, vicepresidenta primera de la APC, dijo que no se puede escribir sobre la pedagogía cubana sin tener en cuenta los aportes de Asela de los Santos Tamayo, compañera en la vida de Fernández, Gallego como le llamamos con cariño.
Xiomara resaltó la condición de revolucionaria de Asela, quien además alcanzó el grado científico de Doctora en Pedagogía, maestra, con una labor ejemplar que se vio reflejada en la entrega de la condición de Educadora destacada del siglo XX en Cuba.
Cuando se hable de educación en Cuba estos nombres son de los imprescindibles, José Ramón y Asela juntos en los ideales y en la vida y por siempre nuestros, del magisterio cubano.

Comentarios


19 de enero de 2018 07:40 AM
agustín-edusandino

A todos los educadores cubanos, sobre todo a los que peinamos canas, y a los que están muy cerca de ello nos ha sido de una enorme felicidad saber que fue reconocida de una manera justa y oportuna el aporte hecho por estos dos revolucionarios, modelos en la vida y el actuar cotidiano, fieles a la causa y ejemplos a seguir, leales a nuestro eterno Comandante en Jefe, a quienes apoyaron desde que pudieron en hacer realidad el ideario martiano, de encaminar la Revolución por los senderos de los preceptos del concepto revolución.
A quienes nos encaminamos en las Escuelas Regulares de Formación de Maestros, pudimos sentir la actividad firme y decisivba de el insustituible Ministro de Educación, que siempre tuvo la preocupación de que recibiéramos la revista Educación, una carta de felicitación por el Día del Educador y el riguroso plan de estudios que nos hacía salir hacia las escuelas con una preparación general integral, que nos hacía sentir correctamente preprados, lo cual debía ser tenido en cuenta para estos tiempos.
Asela, con su historial pedagógico desde mucho antes del triunfo revolucionario, y desde los mismos inicios ha dado sus aportes teóricos y prácticos, que forman parte ya de nuestra historia pedagógica.
Las nuevas generaciones tienen en ellos un legado del cual ineludiblemente tienen que beber para encaminarse en se quehacer cotidiano.
Nuestro reconocimiento e inmensas felicidades.

Deja un comentario